EL MUNDO DEL GRD - BOLETÍN N°1

Mecanismos de Pago con GRD en Hospitales

Junio 2017. Durante el año 2015 Fonasa implementó un piloto de Mecanismo de Pago Relacionado a Diagnósticos”  en 14 hospitales de la red pública de Salud. Esto implica que el 100% de sus egresos hospitalarios se pagaron integralmente, ajustados a la complejidad del paciente. Para el año 2018, la meta es estar implementando este mecanismo en todos los hospitales de alta complejidad de la Red Pública de salud. Se tomaron precauciones  en orden a orientar adecuadamente los incentivos, de forma tal que el pago según resultado no desincentive otras funciones como la docencia o la investigación.

El objetivo de este cambio es usar los mecanismos de pago como incentivos para mejorar la estructura y calidad de los servicios en el SNSS.

El  modelo de pago usado se describe a continuación: el financiamiento  tradicional  de los hospitales   se compone de dos partidas a) un Programa de  Prestaciones Valoradas (PPV), cuyo pago está asociado a la efectiva ejecución de un conjunto de prestaciones asistenciales, acordadas previamente mediante un convenio suscrito entre Director de Servicio y Hospital (es un pago por prestación y pago por intervención sanitaria)   que representa el 42% del presupuesto del hospital y b) un Programa de Prestaciones Institucionales (PPI) que representa el  58% del presupuesto y que financia el resto de las prestaciones que realiza el hospital y que no están consignadas en el PPV (el PPI responde a la lógica de un presupuesto histórico basal). En el nuevo esquema, la composición cambia significativamente: el 63% del presupuesto de los hospitales corresponde a un pago por resultado basado en GRD y el 37% a un Pago Global, con el cual se cubre la operación básica del hospital:

tabla1
Ilustración 1: Transición mecanismos de financiamiento en Hospitales Públicos

El pago de la actividad hospitalaria a los establecimientos se hace multiplicando la casuística (GRD) por el precio base, que a su vez se calcula como: 

Precio Base Nacional = ∑ (Costos hospitalarios)/ ∑ (Egresos*IC) 

Dicho de otro modo, el precio base, a diferencia del costo medio, introduce una  corrección al considerar que hay  diagnósticos más complicados que otros y  por tanto, que requieren mayores costos. En esos hospitales, el precio base de su atención será distinto que en uno que atiende pacientes con diagnósticos más simples. El precio base global representa el precio base del total de hospitales del país.

La información de los egresos hospitalarios se obtiene a través del sistema GRD y la información de costos sale  del WINSIG (en proceso de ser reemplazado por PERC).

Es importante destacar que estos hospitales en conjunto reciben más recursos que los obtenidos por “presupuesto histórico”, puesto que ahora los montos están ajustados por sus niveles de complejidad y producción. Por lo tanto, hay un incentivo financiero para que los hospitales ingresen al sistema. La condición para ingresar es que no pueden generar deuda, puesto que el objetivo es mejorar la eficiencia financiera.

La lista de hospitales participantes del primer piloto y un comparado del financiamiento en las dos modalidades (basado en GRD con PBN de $1.594.080 versus mecanismo habitual) se describe en la tabla que sigue:

tabla1

 

Se concluye que  la nueva modalidad de financiamiento refleja de mejor manera el costo real de las prestaciones, al mismo tiempo que tiende a optimizar el buen uso de los recursos y por ende los costos hospitalarios.